quitar gotelé de las paredes sin esfuerzo

Quitar Gotelé de las paredes

Acabar por completo con el gotelé de todas las paredes sin tener que realizar un esfuerzo desmedido a priori parece un trabajo imposible, pero lo cierto es que existen técnicas que hacen que este proceso sea sencillo. Una alternativa muy conocida es emplear una mezcla de agua y un poco de detergente suave humedeciendo toda la superficie del gotelé con ella para posteriormente, con el manejo de una espátula u otra herramienta correcta, raspar de forma suave el gotelé con cuidado de no producir daños en la pared. Esta técnica tiene un mejor funcionamiento si se trata de un gotelé más reciente que esté menos adherido a la superficie.


En ACR Proyectos y Obras somos una empresa especializada en Reformas en Málaga. Contáctanos y obtén asesoramiento profesional.


Como quitar el gotelé de las paredes fácilmente:

Cubrir el gotelé con pasta:

Una de las opciones para acabar con el gotelé es cubrirlo con una pasta que está concretamente elaborada para este trabajo. La pasta se aplica sobre toda la superficie que contiene gotelé y se expande de forma uniforme para que el gotelé termine cubierto por completo. Cuando la pasta haya secado se procederá con el lijado hasta conseguir una superficie lisa en la que poder pintar. Esta técnica es la preferida para quienes no quieren realizar el raspado manual.

Raspar el gotelé manualmente:

Es una técnica más trabajosa, pero raspar el gotelé es la alternativa más eficaz para quienes quieren eliminar por completo esta textura. Se llevará a cabo con el manejo de una espátula o una herramienta que esté especializada en raspar el gotelé, empleando mucha paciencia en el trabajo y siendo metódico para no dañar en la pared que se encuentra tras el gotelé. Aunque esta técnica necesita más tiempo hasta su finalización y un mayor esfuerzo, es cierto que los resultados que ofrece son duraderos y la superficie quedará completamente lisa.

Humedecer las paredes con gotelé plástico:

Cuando el gotelé que se quiere eliminar es antiguo y por lo tanto está mejor adherido a la pared, de forma que es más resistente, una técnica muy eficiente es humedecer la superficie del gotelé con un gotelé plástico. Este producto está confeccionado para ser aplicado sobre la superficie y mantenerlo durante un tiempo para que el mismo actúe. Cuando el gotelé existente se ha humedecido lo suficiente con este gotelé de plástico, se puede proceder a rasparlo de forma sencilla con una espátula u otra herramienta correcta.

Quitar gotelé del techo:

Cuando el gotelé que queremos eliminar se encuentra en el techo podemos estar ante un desafío extra, puesto que está en una superficie más alta y es más difícil acceder a ella. Pero las técnicas empleadas en las paredes son totalmente aplicables al gotelé que se encuentra en el techo. Es decir, podemos tanto rasparlo manualmente tras humedecerlo como cubrirlo con una pasta para después lijar o emplear productos concretos confeccionados para ablandar el gotelé más adherido; todas esas alternativas están a disposición para obtener un techo liso y completamente reformado.

A priori la eliminación del gotelé que se encuentra en paredes y techos parece un trabajo imposible, sin embargo, una vez que se conocen las técnicas correctas se pueden conseguir unos resultados altamente gratificantes. Desde las técnicas más trabajosas, como es por ejemplo realizar un raspado manual, hasta las técnicas más fáciles y rápidas, como el cubrimiento empleando una pasta, o el uso de productos; existen alternativas que se adaptan a todas las necesidades y las preferencias.

Lo relevante es seleccionar la técnica que más se amolde a las habilidades que posees y tus gustos, y realizando los trabajos de forma paciente y detallista para conseguir una superficie plana y lista para recibir una capa de pintura que la renueve. Con tan solo algo de esfuerzo y mucho afán reformarás tus espacios y los dotarás de una apariencia más moderna y actual.

Contacte con nosotros

Formulario

Entradas relacionadas